viernes,2 diciembre,2022

Iñaqui Carnicero: “La movilidad es un elemento clave en las políticas urbanas”

“La movilidad impacta de manera relevante en la calidad de vida de las personas, ya que determina la manera en la que se produce el acceso al trabajo y a los servicios públicos esenciales, como la educación o la sanidad. Además, supone un reto en sí misma cuando se vincula con el desafío del cambio climático y de la protección de la salud. Con estas palabras de Iñaqui Carnicero, director general de Agenda Urbana y Arquitectura del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, dio comienzo la sesión de la tarde del primer día del III Simposio del Observatorio de la Movilidad y las Ciudades organizado por EL ESPAÑOL e Invertia.

El representante del Gobierno recordó qué es la agenda urbana española. “Se trata de un documento estratégico que pretende erigirse como una guía para construir ciudades más sostenibles, inclusivas, seguras y resilientes, tal y como reclama la Agenda 2030, y que cuenta dentro de su decálogo de objetivos estratégicos, con uno específico dedicado a la movilidad sostenible y al necesario impulso de modelos urbanos que favorezcan la proximidad”.

En ese sentido, Carnicero reiteró que la movilidad es un elemento clave en las políticas urbanas debido al crecimiento de las ciudades y a la complejidad de los usos del suelo. “Actualmente más de la mitad de la población vive en áreas urbanas, en el caso de España se supera levemente hasta rozar el 82%”, detalló. En lo que se refiere al impacto que estas políticas tienen en las personas, la movilidad constituye una dinámica clave para la planificación urbana. Para el representante del Gobierno, “los sistemas de transporte influyen
de manera decisiva en las pautas de desarrollo urbano y en la calidad de vida de los ciudadanos desde el punto de vista social, conformando patrones de igualdad o de desigualdad social”, concluyó.

La sesión continuó con Juan Manuel Serrano, presidente de Correos, quien explicó cómo el incremento de costes está golpeando con dureza la situación de la empresa pública postal, sobre todo, tras el inicio de la guerra: “Antes el kilo de gas licuado costaba 0,75 y ahora hemos llegado a pagarlo a 30 euros. También nos está impactando mucho el precio de la celulosa: de 835 euros la tonelada en diciembre de 2021 a los 1.895 euros actuales”.

Al ser preguntado por medidas concretas de eficiencia energética, Serrano reconoció que llevan muchos años reduciendo los costes en la red de transportes. “Queremos ser más ágiles en la última milla”. En este punto, el presidente habló del proyecto de carros de reparto asistidos, el cual están probando en ciudades con zonas de nuevos desarrollos, donde consideran que son más eficientes. Precisamente, sobre los nuevos desarrollos urbanísticos, comentó que “estos deberían incorporar criterios logísticos para mejorar el índice de entrega en el primer intento” y apeló a una nueva regulación.

Por último, Serrano hizo referencia a Correos Frío, servicio por el cual la compañía quiere entrar a competir no solo con la distribución alimentaria sino también con la farmacéutica, aunque reconoció que “es un negocio nuevo e incipiente, el cual necesita adquirir madurez”.

El futuro de las redes de carga

En una conversación posterior, PierreYves Sachet, director de Mobility & New Commerce de Cepsa, abordó la transformación prevista en las estaciones de servicio: “Vamos a movernos de la gasolinera clásica a un lugar donde vamos a tener una oferta de multi energía para los distintos tipos de vehículos: biocarburantes, electricidad e hidrógeno verde”.

El directivo de Cepsa explicó los dos pilares en los que la compañía está trabajando para descarbonizar a sus clientes: la movilidad y en la energía sostenible. En lo que se refiere a energía, van a apostar por el hidrógeno verde. Por su parte, en el mundo de la movilidad sostenible, su intención es fomentar el uso del coche eléctrico y del transporte pesado sostenible a través de una oferta eléctrica ultrarrápida. Sachet insistió en apostar por un ecosistema multiplataformas con biocarburantes, electricidad e hidrógeno verde y que dependa más un consumo por uso que por propiedad.

A continuación, fue el turno de Agustín Torres, director de Salud Ambiental y Movilidad Urbana de Agbar, compañía que ha apostado recientemente por diversificar su negocio apostando por soluciones para la adaptación al cambio climático como pueden ser el turismo sostenible, la salud ambiental o la movilidad urbana; considerando que estas dos últimas están conectadas, ya que, según Agbar, el 6070% de la contaminación en las ciudades proviene del tráfico urbano.

En este sentido, la compañía tiene distintas líneas para dar apoyo a la administración local como puede ser el despliegue de monitorización de variables ambientales efectos de gases invernadero, la exposición al ruido o el consumo energético. Trasladamos y desplegamos redes de monitorización de variables ambientales para hacer seguimientos y poder activar alertas tempranas, detalló.

Presente y futuro del transporte público

Durante la sesión de la tarde tuvo lugar una mesa redonda que contó con Alfonso Sánchez Vicente, director gerente de la EMT, Pablo Pastega, director general de Flixbus en España y Portugal, y Rafael Barbadillo, presidente de la Confederación Española de Transporte en Autobús (CONFEBUS).

Los expertos debatieron sobre cuál es la mejor forma de conseguir que las rutas interurbanas por autobús aumenten su volumen de viajeros en España. Para Flixbus, “la manera óptima para conseguir más viajeros es procediendo a la liberalización del sector, y que así el usuario tenga la oportunidad de elegir”. Pastega explicó que, en grande parte de Europa, salvo España, Rumanía, Hungría y Grecia, el sector lleva varios años liberalizado con muy buenos resultados y criticó la regulación actual, por ser “previa a la democracia, inflexible y obsoleta”. Por su parte, Barbadillo respondió a su compañero de mesa negando estas afirmaciones: “El sector, en el cual operan hoy en día más de 2.000 empresas, ya se encuentra liberalizado, ya que cualquier empresa se puede presentar a los concursos”, aclaró.

El presidente también reconoció que este sistema permite que siga dándose servicio en rutas que en la actualidad no son rentables, gracias a la compensación, y que los usuarios disfruten de tarifas estables todo el año. En lo que sí han estado de acuerdo los tres ponentes es en que la actual situación de elevada inflación y alto precio de la energía representa un enorme reto para el sector. En concreto, la EMT apuntó que ha llegado a pagar 230 euros el megavatiohora (MWh), cuando el verano del año pasado se encontraba en torno a 30
euros. Esto ha llevado que el coste energético de la empresa municipal para este año vaya a rondar los 80 millones de euros, frente a los 20 millones que preveía a principios de 2022.

La perspectiva internacional de la movilidad urbana

Para profundizar sobre la visión internacional del transporte público, el observatorio contó con la ponencia individual de Dionisio González, director de Advocacy & Outreach de UITP (Unión Internacional de Transporte Público), cuyo objetivo es impulsar la movilidad sostenible apostando por el transporte público como columna vertebral de la movilidad.

“La pandemia nos ha dejado la lección de que el transporte público es un servicio esencial. Cuando otros medios de transporte han cerrado la persiana, el único que ha seguido al pie del cañón en gran parte del mundo y en España es el transporte público”.

Para González, el futuro de la movilidad pasa por la creación de cinco pilares fundamentales: la integración de usos del suelo con la movilidad; la limitación del uso del vehículo privado y del aparcamiento; la promoción del espacio público; la potenciación del transporte público, ordenado con las nuevas formas de movilidad; y una movilidad combinada donde los ciudadanos tengan a su disposición todos los modos de transportes en una aplicación.

La clausura de la primera jornada fue a cargo de Cani Fernández, presidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). “El crecimiento de las ciudades ha tenido grandes beneficios para los ciudadanos. A mismo tiempo, una gran densidad de población trae retos de la mano”, explicó la presidenta.

También subrayó que “el transporte es un sector vital para el buen funcionamiento de la actividad económica. Sin embargo, está en el centro de los objetivos de descarbonización, por ser el responsable de un cuarto de los gases de efecto invernadero de nuestro país. La transformación de la movilidad puede ayudarnos a cumplir con nuestros objetivos ambientales”.

En términos de regulación, Fernández explicó cómo las nuevas tecnologías han provocado transformaciones que deben regularse: “Tenemos que garantizar que el uso de la tecnología beneficie a toda la ciudadanía”. Del mismo modo, la presidenta hizo hincapié en que la competencia es clave para impulsar a las empresas a lanzar servicios de intermodalidad y referenció algunas de las intervenciones más importantes de la CNMC en el campo del transporte como las mejoras de los procesos de licitación de carreteras o la liberalización
del sector ferroviario, de la gestión de las torres de control o de los aeropuertos.

Artículos relacionados

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

comparte

Últimos artículos