miércoles,8 diciembre,2021

El uso del móvil y del WhatsApp mientras se conduce dispara el riesgo de infracciones

Rtve ha publicado este viernes un interesante artículo sobre cómo el uso del WhatsApp en la conducción reduce a la mitad la atención en carretera, mientras que manipular el móvil duplica el riesgo de cometer infracciones. Esta es una de las conclusiones a las que llega el reciente estudio de Fundación Mapfre sobre la relación existente entre el teléfono móvil, el cansancio y la somnolencia con la siniestralidad al volante.

Consultado al respecto por Rtve, Alfredo Campa Gómez, director del Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEVI), confirma que este tipo de distracciones son la principal causa de muertes en carretera, con más de 300 fallecimientos anuales. Y, entre estas, el móvil es una de las más habituales, no siendo conscientes muchas veces del peligro que supone para nuestra seguridad.

En el experimento llevado a cabo por la Fundación Mapfre, un grupo de 24 conductores con edades comprendidas entre los 20 y los 65 años ayudó a demostrar, a través de un simulador, la influencia que tienen estos dispositivos y otros factores como la sonmolencia en los accidentes de tráfico. Para ello se midió su nivel de atención, junto con otras variables fisiológicas como el ritmo cardiaco o la actividad cerebral.

Chatear por WhatsApp mientras conducimos supone una importante pérdida de reflejos, agrega Rosa García Moyano, de la Fundación CEA. De hecho, de las más de 45 infracciones por hora que pueden producirse, más del 72% podrían terminar en un siniestro grave. Para evitarlo, señala Campa, los conductores «deberían desconectarse las redes sociales y otras aplicaciones de mensajería cuando estén al volante».

El modo manos libres también supone un riesgo, pues según las investigaciones multiplican por tres las posibilidades de atropellos, salidas de vía y colisiones. Más allá de la conversación en sí, un momento crítico es cuando se suelta el volante para darle al botón de aceptar la llamada.

El estudio apunta a que las mujeres son, por lo general, más prudentes cuando conducen, con un promedio de 15 siniestros o acciones de conducción agresiva por hora frente al 41,5 masculino. Campa agrega un dato más: en 2019 el 90% de los conductores que perecieron eran hombres. Ellos tienden a centrarse más en los móviles, teniendo una menor consciencia del peligro.

«En el año 2019, el 90% de los conductores fallecidos eran hombres»

Respecto a la nueva normativa de Tráfico, que se prevé que entre en vigencia el próximo año, el director del Instituto de Seguridad y Educación Vial destaca que supondrá un endurecimiento de las sanciones por conducir con un smartphone en la mano, con multas de 500 euros y la retirada de 6 puntos del carné. Una conducción adecuada permitiría reducir muchos accidentes con heridos graves y fallecidos.

En este sentido, incide Campa, «formar a profesores de formación vial, para que tengan herramientas y sean capaces de concienciar y sensibilizar a los futuros aspirantes al permiso de conducir, se vuelve esencial».

Asimismo, agrega, una medida que contribuirá a la reducción de los accidentes son los cursos de conducción segura y eficiente. «Estos mejorarán el comportamiento de las personas, que realizarán una parte teórica y una práctica. De este modo, los alumnos abordarán técnicas para una conducción más segura y respetuosa», concluye.

Estos cursos, certificados por la DGT, podrán realizarse en cualquier centro de formación que cumpla con los requisitos establecidos y servirán para que los alumnos recuperen o bonifiquen dos puntos en el permiso de conducir.

Artículos relacionados

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

comparte

Últimos artículos