sábado,3 diciembre,2022

Mantener el coche a punto puede salvarte la vida

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha anunciado recientemente una campaña dedicada a la vigilancia de las condiciones de seguridad de los vehículos que circulan por las carreteras españolas.

Tal y como refleja la Estrategia Española de Seguridad Vial 2030, la antigüedad del vehículo supone un factor de riesgo en un accidente de tráfico: el riesgo de fallecer o de resultar herido grave se duplica, en caso de accidente, para los ocupantes que viajan en vehículos de 10 a 15 años de antigüedad, respecto a los ocupantes de vehículos de antigüedad inferior a 5 años.

En las vías interurbanas, en el año 2021, la antigüedad media de los turismos y furgonetas implicados en accidentes mortales fue de 13 años para los primeros y de 10,8 para las segundas, mientras que, si tenemos en cuenta aquellos vehículos en los que se desplazaban las víctimas mortales, la antigüedad media sube a los 15,4 y 12,6, respectivamente.

Ante estos datos, señalan las autoridades competentes, es fundamental revisar el adecuado mantenimiento y puesta a punto de neumáticos, frenos, luces y señalización y vigencia de ITV, entre otros elementos.Y es que, hacerlo o no, puede salvarte la vida, al prevenir accidentes y alertarse sobre problemas mayores en un vehículo que necesite una reparación urgente.

Consejos para mantener tu vehículo en buenas condiciones

Algunas de las recomendaciones a tener en cuenta para mantener tu vehículo en buenas condiciones, tal y como nos indican desde Mapfre son:

  • Revisar el nivel de los líquidos del vehículo: aceite, anticongelante, limpiaparabrisas y frenos.
  • Controlar los diferentes filtros del coche una vez al año, como mínimo: el del aceite, el del aire, el del combustible, el del aire acondicionado, etc.
  • Comprobar que la presión de los neumáticos sea la indicada por el fabricante. Además, hay que revisar la profundidad del dibujo.
  • Los frenos también requieren una inspección periódica, pues conducir con un sistema de frenado en mal estado compromete nuestra seguridad.
  • Confirma que todas las luces del coche funcionan de forma correcta, ya sean las de freno, de posición, las largas, de cruce o las anti nieblas.
  • La visibilidad durante la conducción es clave, así que es aconsejable mantener en perfecto estado las escobillas del limpiaparabrisas.
  • Para no sufrir las consecuencias de unos amortiguadores en mal estado, es conveniente revisarlos cada 20.000 kilómetros.
  • Realiza el cambio de lubricante cada 15.000 – 20.000 kilómetros para evitar que las piezas del motor se desgasten de forma innecesaria y se produzcan otro tipo de averías.
  • Comprueba los cinturones de seguridad cada cierto tiempo, no sólo que funcionen bien, sino el estado de los anclajes.

Artículos relacionados

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

comparte

Últimos artículos