jueves,16 septiembre,2021

Recomendaciones para viajar en coche con nuestros mayores

Seguro que en más de una ocasión hemos tenido que llevar a una persona mayor en el coche, ya sea para dar un paseo o para un viaje más o menos largo.

Aunque en el pasado fueran fantásticos conductores, los problemas de salud o la pérdida de reflejos que conlleva la edad hace que deban ceder el volante para viajar como acompañantes.

En tales circunstancias, nuestro cometido es que se sientan lo más cómodos posible y disfruten del trayecto. Toma nota de los siguientes consejos para viajar en coche con nuestros mayores:

  1. Es preferible que vayan en el asiento delantero

Una persona mayor viajará más cómoda en el asiento delantero. La apertura de la puerta es mayor; también el espacio que tiene para las piernas. De este modo, si contamos solo con un pasajero, lo ideal es que este se siente junto a nosotros.

En caso de ser dos, uno debe ir delante y el otro detrás. Para decidir quien ocupa cada plaza ten en cuenta cuál tendrá menos problemas para acceder y salir del vehículo o quien precisa un espacio extra.

  1. Échales una mano para entrar y salir del coche

Ya sea porque nuestro coche es demasiado bajo o más alto que un turismo normal, ayúdales a sentarse y a levantarse del asiento en cada ocasión. Así evitarás que puedan lesionarse o que tengan que buscar otros puntos de agarre.

Lo mejor es que primero se sienten lateralmente; es decir, que se pongan de espaldas a él y que, poco a poco, vayan descendiendo con nuestra ayuda. Asegúrate de que no se golpeen la cabeza con el marco de la puerta. ¡Es algo bastante común!

Logrado este paso inicial, solo les quedará girarse e introducir las piernas. En esta tarea también podemos asistirles, si su movilidad es limitada. Al salir del vehículo, repite el procedimiento en orden inverso.

  1. Encuentra la temperatura adecuada

Hoy en día casi todos los coches cuentan con equipos de climatización o de aire acondicionado. Opta por una temperatura agradable para el trayecto, sin que haga demasiado frío ni calor en el interior del vehículo y evita que el aire les dé directamente en la cara.

  1. Bolsas, bolsos y abrigos, mejor en la parte de atrás

Llevar el bolso encima, en caso de accidente, puede ser peligroso. Por eso, lo mejor es que estos objetos cotidianos se ubiquen en el maletero.

Revisa también si los pasajeros van con abrigo, para que puedan quitárselo antes de acceder al vehículo y guardarlo correctamente en la parte de atrás.

  1. Reduce el tiempo entre paradas

Cuando el trayecto supere los 30 minutos, acuérdate de reducir el tiempo entre paradas. Seguramente tus acompañantes necesitarán ir al baño o hidratarse con mayor frecuencia que tu, especialmente si estamos en julio o en agosto.

No intentes estirar kilómetros porque, a lo mejor, ellos no nos quieren molestar y terminan pasándolo mal.

  1. Evita una conducción brusca

Los mayores suelen marearse fácilmente. Es cierto que hay pastillas que ayudan a sobrellevar mejor estas situaciones, pero nuestra forma de conducir también es determinante.

Evita frenar o acelerar bruscamente. También debes reducir un poco más la velocidad al tomar las curvas y manejar, en general, de forma más suave cuando viajes con adultos mayores. De este modo, seguro que nuestros abuelos nos lo agradecen.

Artículos relacionados

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

comparte

Últimos artículos