lunes,18 octubre,2021

Cómo superar con éxito el examen teórico del carnet de conducir

La autoescuela digital Onroad detalla 10 consejos clave para afrontar el examen teórico del carnet de conducir con éxito. Se trata de recomendaciones prácticas, que deben tenerse en cuenta siempre que se vaya a afrontar este tipo de pruebas.

Javier Salvador, director pedagógico de la empresa, comenta que, «en mayor o menor medida, todas las personas sienten ansiedad a la hora de enfrentarse a los exámenes». Cuando esta situación no se controla, es posible que, pese a haber estudiado, los nervios jueguen una mala pasada y se acabe suspendiendo. Insiste, no obstante, en que la razón principal está más asociada a la falta de preparación de los alumnos.

Y es que, según la DGT, en 2019 solo el 44% de las personas que se presentaron al examen teórico aprobaron a la primera. La razón principal de ese mal dato, según explica el experto, son las prisas a la hora de presentarse, que hacen que los estudiantes acudan al examen sin estar lo suficientemente preparados.

como cuando se conduce por la carretera, tener prisa nunca es bueno, puesto que encadenar suspensos en las pruebas encarece el precio final de la obtención del permiso de conducir” añade Javier Salvador.

Solo cuando se está seguro de tener los conocimientos, es el momento de presentarse al examen” insiste. Por ello, la recomendación más importante que ofrece es estudiar y prepararse practicando con los test y ejemplos de examen. Al margen de esto, explica que hay otra serie de pasos a seguir que ayudarán a afrontar, con la confianza necesaria, el primer trámite para la obtención del permiso de conducir.

1.- Tener en cuenta que, si vas al examen, es porque puedes hacerlo. “Los profesores que te están preparando han considerado que ya puedes aprobar. Ellos siempre son los encargados de apoyarte y hacer un seguimiento de tu estudio para progresar en tu aprendizaje y que no tengas ningún problema a la hora de enfrentarte a él cuando llegue el momento”, comenta el experto de Onroad.

2.- Frenar los pensamientos negativos. No es posible aprobar ningún examen si uno se autoconvence de que no es posible hacerlo, que se va a quedar en blanco o que no va a recordar los conocimientos.

3.- No repasar el mismo día. Cuando se tienen los conocimientos necesarios, esto no es algo que haga falta en absoluto. Al revés, solo puede servir para que la ansiedad y los nervios aumenten. Es mejor estar tranquilo y confiar en lo que se ha estudiado hasta ese momento y no tratar de adquirir conceptos a última hora.

4.- Tomárselo con calma. Es recomendable, el día del examen, nos levamentemos con tiempo, evitemos las prisas y lleguemos con tranquilidad al lugar de la prueba, saliendo con suficiente antelación de casa. De esta manera se contará con un margen de tiempo ante cualquier imprevisto.

5.- Preparar la noche anterior todo lo necesario para el examen. Presentar el DNI es un trámite indispensable, por eso hay que asegurarse de llevarlo. Al margen de esto, se puede llevar también un bolígrafo, por si los ordenadores no funcionan y se tuviera que hacer en papel.

6.- Evitar factores que puedan distraerte. Llevar ropa cómoda, con la que no vayas a pasar calor ni frío, que no apriete, ni moleste. Esos son condicionantes que hacen más probables las distracciones y provocan que se piense en otra cosa, en lugar de centrarse en dar las respuestas correctas.

7.- Evitar los “corrillos”. Tanto si son compañeros de estudios, como si no lo son, se debe evitar a las personas que, justo antes de los exámenes, se juntan para comentar o preguntar dudas sobre las posibles preguntas del examen. La razón principal es la confusión y las dudas que sus comentarios pueden generar.

8.- Atender a las instrucciones. Hay unas normas que deben seguirse a la hora de cumplimentar el examen; es necesario estar atento a ellas. Si algo no se entiende, debe preguntarse. “No pasa nada por consultar y es mucho mejor que comenzar un examen con dudas”, advierte Javier Salvador.

9.- Recordar que no hay que contestar las preguntas en orden. Lo que sí es necesario es leer con calma las preguntas y todas las respuestas. Ante el bloqueo en alguna pregunta, es mejor pasar a la siguiente y retomar esta al final. Es decir, centrarse en contestar lo que se sabe y no insistir en lo que nos genera dudas. “30 minutos es tiempo de sobra para 30 preguntas”, comenta el director pedagógico de Onroad, que además advierte: “quizás te sobre tiempo para dar un repaso final rápido. Úsalo solo para ver que todo está correcto. No es momento de cambiar respuestas, a no ser que te hayas equivocado al marcar”.

10.- Las preguntas tienen sus palabras clave. Cuando una pregunta no se entiende debe encontrarse la palabra o las palabras clave, porque son las que van a dar la solución y hacernos entender el porqué de esa cuestión. “Si no lo tienes claro, emplea la lógica descartando la respuesta que sabes que es incorrecta y tratando de buscar la palabra clave. La memoria funciona por asociación, así que intenta recordar algún dato, luego solo tendrás que tirar del hilo” explica. “Si no conoces la respuesta más lógica, la que contestes tiene al menos 33% de probabilidad de ser la correcta, por lo que no dejes preguntas sin responder”, añade.

Una vez que el examen está hecho, no conviene ponerse nervioso. En este momento solo queda esperar la nota, que suele salir publicada sobre las 6 de la tarde, aunque a veces puede alargarse algo más, sobre todo si nos hemos presentado en viernes o en vísperas de un festivo.

Artículos relacionados

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

comparte

Últimos artículos