miércoles,19 mayo,2021

El GPP pide la comparecencia del Director de Tráfico ante el colapso del servicio público de exámenes de conducir

Tras la pandemia muchos servicios han cambiado para adaptarse a una nueva realidad. Las pruebas de conducción se paralizaron el 14 de marzo con el Estado de Alarma y se reanudaron de forma progresiva a comienzos de mayo. Eso sí, con restricciones como la reducción del aforo de las aulas o la gestión telemática del registro y del pago de tasas.

Durante la pandemia se dejaron de hacer 286.000 exámenes prácticos y 180.000 teóricos. El descontento de las autoescuelas por el colapso provocado por el parón del coronavirus y la falta de examinadores  ha llevado a que, recientemente, el Grupo Parlamentario Popular (GPP) haya solicitado la comparecencia de Pere Navarro, Director General de Tráfico, en la comisión correspondiente del Congreso de los Diputados.

Lo que se busca, con ello, es que explique en la Cámara Baja qué soluciones van a aplicarse para garantizar este servicio público en las Jefaturas Provinciales de Tráfico; también quieren conocerse las medidas a adoptar para proteger al sector de la formación vial y a los propios alumnos.

“La reanudación de los exámenes para la obtención del permiso de conducir en la nueva normalidad viene siendo un caos en el que los examinandos y las autoescuelas están siendo gravemente perjudicados por la parsimonia y el desinterés del Gobierno de coalición con el sector de la formación vial”. Óscar Gamazo, portavoz de seguridad vial del GPP

En algunas provincias la espera para el práctico puede ser de varios meses, cuando antes era de apenas 15 días. El malestar de los aspirantes se agrava cuando resulta imprescindible la obtención del carné para opositar o para acceder a un empleo en una situación de gran inestabilidad laboral. Con una capacidad para trabajar más limitada, los despidos de profesores y los cierres de empresas preocupan a un sector que lleva tiempo ávido de respuestas.

Qué se plantea para desatascar la situación

Tras la reapertura de las autoescuelas y la reanudación de los exámenes en todas las Jefaturas, la DGT decidió mantener el servicio durante todo el periodo estival debido a la situación excepcional vivida y aseguró que aumentaría las convocatorias teóricas en la medida de lo posible para dar respuesta a la demanda, que suele incrementarse en verano cuando muchos estudiantes aprovechan para sacarse el carné.

Entidades como la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) consideran que, más allá de la pandemia, este colapso es recurrente, por lo que piden revisar el modelo de exámenes. La DGT, sin embargo, se muestra reticente – por ahora- a un modelo de privatización como forma de descongestionar las listas de espera.

Artículos relacionados

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

comparte

Últimos artículos