lunes,18 octubre,2021

Expertos debaten sobre el presente y futuro de la formación vial en España

El portavoz de la Plataforma de Autoescuelas Digitales (PAD) y CEO de Onroad, Miguel González-Gallarza, participó la pasada semana en un encuentro organizado por AESLEME, Fesvial y Fundación Mapfre sobre el presente y futuro de la formación vial en España. A lo largo del encuentro, los ponentes pudieron debatir sobre el valor que aporta la presencialidad en la formación vial, las garantías pedagógicas del modelo digital y la necesidad de reformular el sistema de evaluación.

El evento contó con una introducción de D. Pere Navarro, director de la DGT, en la que repasó las medidas que está tomando la DGT en materia de formación en seguridad vial, incluyendo cursos de conducción segura por vía telemática. Acto seguido, ha tenido lugar una mesa redonda con la participación de D. Luis Montoro, presidente de Fesvial y Catedrático de Seguridad Vial; Dña. Mar Cogollos, directora de AESLEME; D. Jesús Monclús, director del Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE; D. Enrique Lorca, presidente de CNAE; D. Pedro Cifuentes, profesor de formación vial y D. Miguel González-Gallarza en representación de la PAD.

Posteriormente se ha entablado un coloquio al que se sumaron D. Juli Gendru, director del Servei Català de Trànsit; Dña. Sonia Díaz de Corcuera, directora de Tráfico del Departamento de Seguridad en Gobierno Vasco y D. Juan José Matarí, presidente de la Comisión sobre Seguridad Vial del Congreso de los Diputados.

La concienciación en una sociedad digital

La enseñanza presencial en la formación para obtener el permiso de conducir fue uno de los aspectos clave sobre los que pivotó el debate de la mesa redonda. La crisis provocada por la Covid-19 ha impulsado la transformación digital en diferentes sectores, situando a la educación vial en una posición de desventaja frente a otros modelos educativos. Durante el encuentro, se reflexionó sobre este nuevo ámbito socioeducativo, que ha marcado un punto de inflexión en la evolución de los sistemas tradicionales de enseñanza vial.

“Los modelos de enseñanza libre, se muestran más eficaces si se evalúan los porcentajes de aprobados y la siniestralidad vial. De hecho, dos de los países con menor tasa de siniestralidad vial de Europa siguen modelos de enseñanza libre que no exigen la presencia de los alumnos en las aulas”, ha afirmado Miguel González-Gallarza.

El portavoz de la PAD destacó también que, en lo que respecta a las garantías pedagógicas, el modelo tradicional no está obteniendo los resultados esperados. Según los datos de la DGT, la media de suspensos se sitúa en un 39,8% durante los últimos cinco años. Algo en lo que coincidió el catedrático D. Luís Montoro al afirmar que “la educación vial es la historia de un fracaso. Debemos impulsar la obligatoriedad de la formación vial y remodelar el sistema de evaluación, que actualmente no es interesante ni inteligente, centrando los contenidos en lo realmente importante: salvar vidas.”

En lo referente a la sensibilización necesaria para la formación de buenos conductores, D. Pere Navarro confirmó en una comparecencia en el Congreso de los Diputados el pasado junio que la DGT había retirado las 8 horas de formación presencial, en materia de sensibilización y concienciación, del proyecto de Real Decreto de reforma del Reglamento de Conductores, después de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) dictase un informe desfavorable a la obligatoriedad de hacer desplazarse físicamente a los alumnos a una autoescuela para prepararse la parte teórica.

En este sentido, Dña. Mar Cogollos se ha mostrado favorable a la impartición de la parte teórica de la manera que más cómoda resulte a los alumnos, ya sea “online, blended o presencial”, pero ha insistido en “la necesidad de hacer obligatoria una parte de concienciación de manera previa al inicio de las clases prácticas”.

El portavoz de la PAD, quien también coincide en la obligatoriedad de incluir módulos de concienciación en todos los modelos pedagógicos, ha insistido en la necesidad de adaptar los módulos a las nuevas generaciones y a su manera de formarse, socializar y concienciarse. “Solo a través de un método que resulte atractivo podremos llegar a los nativos digitales que, ahora más que nunca, toman conciencia de su entorno y de la sociedad a través de las redes sociales y otros medios digitales”.

Además, González-Gallarza quiso poner en valor la importancia de la concienciación en el modelo pedagógico de los integrantes de la PAD, así como su esfuerzo por hacer de la sensibilización parte de un sistema en el que se acompaña al público objetivo de forma individualizada y adaptada. En este sentido la PAD presentó en 2020 a la DGT un proyecto piloto de sensibilización vial a través de medios digitales, con el objetivo de asegurar la sensibilización teniendo en cuenta las diferencias entre alumnos a la hora asimilar información.

Un modelo de formación que está evolucionando

Pedro Cifuentes, profesor de formación vial, resaltó la figura del docente, cuya labor es clave para transmitir conocimiento. Sin embargo, apuntó que “tenemos que ir más allá y dar un giro en lo que enseñar y transmitir a los futuros conductores, poniendo el foco en la causa y consecuencias de los accidentes, percepción del riesgo y grupos vulnerables.” Algo en lo que coincidió Jesús Monclús, al afirmar que “debemos explorar las posibilidades del modelo digital sin dejar de lado todo lo que hemos aprendido hasta ahora”.

Enrique Lorca ha manifestado que, “las autoescuelas estamos condicionadas por los propios alumnos y los padres, que ven en la obtención del permiso de conducir un mero trámite y no valoran la implicación que esto conlleva”, y ha añadido que el modelo de formación se ve muy condicionado por el tipo de examen al que se tienen que presentar los alumnos. Según Lorca, las autoescuelas “llevan ya más 20 de años digitalizadas”, a lo que González Gallarza contestó que, “el modelo planteado hasta ahora no funciona. Hay cada vez menos profesores de formación vial, lo que demuestra claramente una crisis de la vocación. También hay menos alumnos y la mitad suspenden en los exámenes. Las autoescuelas digitales existimos porque los alumnos necesitan una alternativa al modelo que se perpetúa desde entonces.”

En solo dos años desde la llegada de las primeras autoescuelas digitales al mercado español, el modelo se constituye como una alternativa viable al modelo tradicional. Según González-Gallarza las autoescuelas digitales han venido “a evolucionar con el sector en pro de la educación vial” en un año donde hemos visto que la digitalización es el futuro de la formación.

En un contexto desfavorable, la digitalización de la educación vial se muestra como la evolución lógica para la obtención del carné de conducir. Así lo avalan los datos obtenidos durante el pasado ejercicio, durante el cual las matriculaciones aumentaron de media un 20% al mes, con un pico de 32% de crecimiento mensual en junio. Esto supone la matriculación de 50.000 para preparar el teórico, un 12% del mercado total anual de la formación vial. En 2021, se espera que este porcentaje aumente hasta el 20% del mercado.

Artículos relacionados

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

comparte

Últimos artículos